Información sobre los animales ovíparos

En este artículo hablaremos sobre los animales que nacen mediante huevos. Te presentamos a continuación toda la información sobre los animales ovíparos.

La palabra ovíparo proviene del latín ovum-parire que significa huevos-parir. Los animales ovíparos crecen dentro del huevo, y es ahí en dónde se van desarrollando. Es una categoría bastante amplia, en ella nos hallamos con: reptiles, anfibios, insectos, peces y dos mamíferos (ornitorrinco y equidna).

Los peces colocan el huevo sin fecundar, el macho posteriormente, deposita su esperma en los huevos.

Los animales terrestres ovíparos como los insectos y los reptiles, depositan los huevos cuando ya se encuentran fecundados dentro del cuerpo de la hembra.

Los animales ovíparos pueden tener de una a varias crías, todo depende de la especia a la que correspondan. El animal ovíparo que más huevos llega a poner es la tortuga marina, este reptil coloca mínimamente unos 70 huevos y como máximo unos 190.

Las aves ovíparas son grandes ponedoras de huevos, llegan a poner aproximadamente dos docenas de huevos. Las aves son las especies ovíparas que más protegen a sus huevos de los depredadores.

Los reptiles a diferencia de las aves, no se ocupan de sus crías. En el caso de la serpiente de cascabel se produce el canibalismo, la hembra suele comerse al huevo antes de que nazca.

El nombre que recibe el momento en que el huevo se rompe y la cría nace es “eclosión”.

Las primeras especies ovíparas de la prehistoria fueron los peces, hace más de 450 millones de años. Los mamíferos ovíparos se reconocieron 270 millones de años más tarde.

Características de los animales ovíparos

Aves

La única manera que poseen las aves para reproducirse es mediante huevos. Son especies totalmente ovíparas. Luego de aparearse con el macho, la hembra se encarga de fecundar los huevos en su nido. Si la futura madre no tiene nido busca uno desocupado, y si encuentra uno con huevos, ella los adopta como suyos, y les brinda los mismos cuidados.

Reptiles

La gran mayoría de estas especies son ovíparas (reproducción mediante huevos). En este grupo hallamos a las serpientes, cocodrilos, tortugas y lagartos. Contrariamente a las aves, los reptiles no protegen a sus crías. Los cocodrilos suelen proteger a los huevos antes de que las crías nazcan, la serpiente al nacer, ya puede defenderse por sí sola.

Anfibios

La reproducción de los anfibios es en el exterior del cuerpo. La hembra debe depositar los huevos y luego el macho vierte el esperma en ellos. Los huevos se desarrollan en estanques o arroyos, en donde la hembra los deposito, esta permanece cerca de ellos hasta que eclosionan, existen algunos anfibios que no los ven más luego de depositarlos.

Peces

La reproducción de los peces se da de tres maneras:

• El macho se encarga de fecundar los huevos no fertilizados.
• Mediante el acto sexual, es decir, reproducción interna, y luego depositan los huevos.
• El huevo permanece dentro del cuerpo de la hembra y allí eclosiona.

Artrópodos

La gran mayoría de estas especies tienen una fecundación interna, son muy pocas las especies que son fecundadas externamente. A la categoría de artrópodos ovíparos encontramos a los cangrejos, arañas, insectos y escorpiones.

Mamíferos

Son dos solamente los mamíferos ovíparos, estos son los equidnas y el ornitorrinco. Que tienen todas las características de los mamíferos, menos la reproducción.

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *